Preparación adecuada al parto

     El parto es uno de los momentos más importantes de la vida de una madre y un padre. El alumbramiento de una nueva criatura —más o menos deseada—, se produce como consecuencia de unos movimientos del feto y de los tejidos de la madre que suelen producir, o bien dolor, o bien mucho dolor.

     El sufrimiento se escoge, consciente o inconscientemente, pero el dolor, cuando existe, es algo inevitable, y lo que favorece que sea mínimo hasta su pronta desaparición, es su aceptación profunda. Pues bien, solamente la capacidad de relajarse con profundidad en esos momentos tan delicados lleva a que el hecho de dar a luz sea una experiencia, además de inolvidable por su intensidad, muy grata. Y puede ser percibida en su totalidad, sin que una anestesia química prive de los matices de las diversas sensaciones.

     Tengan en cuenta también que cuanto menos deseado (consciente o inconscientemente) sea el nacimiento de la criatura, más difícil y doloroso se tornan los momentos del parto.

     Podemos ayudarles a que la madre y el padre aprendan a relajarse profundamente con técnicas muy eficaces para ello.

     O quizás les hayan servido estos párrafos para comprender la necesidad de tal aprendizaje, y se vean ustedes capaces de llevarlo a cabo por su cuenta. Si es así, y necesitan alguna indicación extra, no duden en ponerse en contacto con nosotros, que será un honor poder ayudarles.

Petición de cita

Si desea conocer cómo trabajamos, pinche en la opción CÓMO TRABAJAMOS, FORMACIÓN y EXPERIENCIA del menú superior de esta página.

A %d blogueros les gusta esto: